28/10/2015

Perspectiva ‘outsider’ en la era global

por Mercè Alsina

El interés por este género de producciones hemos de situarlo en la década de los cuarenta del siglo pasado, cuando el artista Jean Dubuffet comienza a explorar lo que más tarde, en 1945, denominará art brut. Se trata de producciones que, realizadas mayoritariamente por personas con discapacidad intelectual pero también por niños, ancianos, etc., conectan con el inconsciente, que explora una parte desconocida de la mente. En 1972, Roger Cardinal introducirá el término outsider art para aludir a las prácticas marginales o periféricas que tienen una relación tangencial con el arte.

La mirada hacia las producciones externas a nuestra propia cultura es el resultado de la crisis de fi nales del siglo XIX. El colonialismo y el imperialismo fruto de una universalización impulsada por Occidente y el hombre blanco tocan a su fin con la Primera Guerra Mundial. Los artistas de las vanguardias históricas, como Picasso, Léger, Kandinsky o Matisse, son los primeros en integrar elementos formales de culturas exóticas o de raíz folclórica de la imaginería popular. Después de la Segunda Guerra Mundial surge la necesidad de profundizar en otros referentes y, a un lado y otro del Atlántico, el informalismo y el expresionismo abstracto rechazan las formas tradicionales para investigar las posibilidades del gesto y la expresión.

El interés de Dubuffet por los outsiders es un contrapunto desde el cual revisar críticamente la historia del arte y la cultura. El automatismo es un proceso frecuente que pone el acento en una parte mecánica pero que, al mismo tiempo, permite explorar conexiones con el inconsciente –tal como lo aplicaban los surrealistas, por ejemplo–, y con bastante improvisación. Estas prácticas son hoy la expresión de síntomas de una cultura que no es capaz de percibir o de representar.

El proyecto Artistes outsiders, encabezado por la Fundació Estany, reivindica en su programa las producciones de estos artistas a través del compromiso social y la investigación artística y está estrechamente vinculado al proyecto Focus Engerlhorn, que iniciará una nueva línea de actuación en este ámbito con entidades de Palamós. Además, la exposición, que se pudo ver en la Fundació Lluís CorominaEspai Eat Art de Banyoles, con la complicidad de Bonart cultural, la Diputación de Girona y la Fundació Mas Casadevall, itinerará de febrero a abril a la Fundació Integràlia de El Prat de Llobregat, y de mayo a septiembre, al Hospital de Denia, ambos equipamientos de DKV Seguros, entidad que esponsoriza este periplo.

Estas prácticas son hoy la expresión de síntomas de una cultura que no es capaz de percibir o de representar
Tres col·leccions amb un objectiu: l’art +
Mas Bell-lloc, l’essència del passat +
VISITA GUIADA AL MAS DEL VENT Y A LA EXPOSICIÓN “CUERPOS-TÓTEMS” – 4 noviembre +
Focus Engelhorn participa en las jornadas ‘Paisaje, economia y empresa’ del Museu Marítim de Barcelona +
Focus Engelhorn colabora con las jornadas culturales que Girona dedica a Thomas Mann +
11/12/2015 Convocatoria prensa: convenio plan puertas abiertas mas del Vent +
Marxa Mar y Montaña Villa de Palamós – 18 junio 2017 +
El Mas del Vent acoge la primera Noche Solidaria Costa Brava por la búsqueda del Sida +

amb la col·laboració de BRUGAROL Web Design: iglésiesassociats